Home Otros DestinosAsiaNepalEl Valle de Katmandú Alquilar un scooter en Katmandú (y ¡cómo conducir!)

Alquilar un scooter en Katmandú (y ¡cómo conducir!)

by Granadino Errante

Alquilar un scooter en Katmandú fue mi solución particular al dilema del que os hablé en El Valle de Katmandú. Ya que no tenía dinero para un guía con coche, y me agobiaba pensar en correr detrás de minivans por Ratna Park. Así que alquilé uno y me tiré a la aventura. Porque creedme, conducir por Katmandú y alrededores en scooter es toda una aventura.

  • Alquilar scooter en Katmandú.

 

1- ¿Qué moto alquilar? Si no vais a hacer una ruta de varios días ni alejaros demasiado, una scooter es lo más cómodo, barato y práctico. No necesitáis cilindradas mayores de 125cc, pues como ya os dije el tráfico es muy denso y se va a remolque casi todo el tiempo.

Eso sí, mirad bien que no sea una moto nerviosa y que sea estable. A la que me dieron el primer día le patinaba la rueda trasera, y estuve a punto de pagarlo caro en la excursión a Boudhanath. No me fui al suelo de milagro.

2- Dónde: Thamel es lo más cómodo, hay varios negocios de alquiler de motos. Una simple búsqueda en Google o preguntando en vuestro alojamiento, os dará información.

Yo alquilé con City Motorbyke, pero no es una recomendación personal. Todas funcionan más o menos igual, ofrecen lo mismo y a los mismos precios.

3- Precios: un scooter sale por unos 6€ diarios. Como en todo la cosa es regatear, aunque en esto de las motos son bastante duros. La mejor opción para abaratar precio es coger más de un día.

4- Parking: a no ser que vuestro alojamiento tenga aparcamiento gratuito, no os aconsejo que os quedéis con la moto por la noche. En la zona de Thamel es prácticamente imposible aparcar, y no es la primera vez que a algún turista le desaparece la moto. Y los negocios no se hacen responsables, os lo vuelvo a recordar. Negociad mejor con el sitio de alquiler, para recogerla cada mañana y devolverla a la noche.

Truco: hacedle una foto a vuestro scooter donde se vea también la matrícula. Cuando aparques puede que sólo esté la tuya y pocas más, pero al volver te puedes encontrar con otras 50 y que haya muchas iguales… Y a ver quién es el guapo que adivina jeje.

  • Moverse en moto por el Valle de Katmandú.

Recordad que siempre es imprescindible llevar la Licencia Internacional de conducir, y un buen seguro que cubra los accidentes en moto y responsabilidad a terceros. Los sitios de alquiler no os van a cubrir esto, ni los daños causados a la moto en caso de caída, robo o accidente.

Imprescindible llevar una mascarilla o una braga que tape la nariz, y unas gafas de sol aunque esté nublado. El nivel de polución es brutal, y recuerdo que hubo días que literalmente sentía molestias en los pulmones.

  • ¿Es peligroso conducir scooter en Katmandú?

Alquilar scooter en Katmandú Nepal
No olvidéis fotografiar scooter y matrícula.

Sí, es peligroso, para qué os voy a engañar. Y os lo voy a pintar un poquito negro, no porque realmente sea tan peligroso el conducir una scooter en sí. Si no por las graves consecuencias que puede tener una caída o accidente, teniendo en cuenta que la gente suele ser muy viva la vida; y alquila sin tener seguro o Licencia Internacional o experiencia manejando motos.

No es ya el que te pueda pasar algo, es que una cosa tan tonta como arañar la moto o romperle la carcasa en una caída, y no tener seguro… Ya tienes un papelón que puede amargarte el viaje y costarte un buen dinero. Alquilar un scooter en Katmandú no es algo que debáis tomar a la ligera.

  • Peligros del tráfico en el Valle de Katmandú.

El peligro no es la velocidad, porque el tráfico en la capital y alrededores es tan denso que conducir a más de 40 Km/h es todo un logro; pero es muy caótico. En Thamel y el Viejo Katmandú especialmente tendrás que sortear a las demás motos, rickshaws, locales, coches, turistas, porteadores y hasta alguna vaca despistada. Ya os lo conté en Katmandú: la calle como espectáculo.

Alquilar scooter en Katmandú Thamel
Motos no faltan en Katmandú

Las calles y destinos no están bien señalizadas, los demás se incorporan a la circulación según les apetece; los semáforos son decorativos, a no ser que haya un policía dirigiendo. Y si lo hay, reza para que no te pare y tengas que soltar “propina”.

Los peatones cruzan por donde pueden; los minibuses cargan y descargan y vuelven a circular sin mirar, y a uno no le queda más remedio que gritar hacia dentro y esquivar lo que se le viene encima como pueda.

Esto se puede dominar, es acostumbrarse a su forma de conducir y circular haciendo lo mismo. Pero si no tienes experiencia previa en moto, yo me lo pensaba mucho antes.

Porque, y aquí viene lo que más agrava la cosa, el estado de las calles hace que sea fácil resbalar con scooter. La lluvia, basura, zonas sin asfalto, baches, etc… Y como el tráfico es tan denso, caerse es una muy mala cosa porque hay muy poco margen a que te esquiven.

Consejo personal: intenta circular cerca de arcenes o aceras, porque tendrás que pararte con mucha frecuencia a consultar en Google Maps si vas en la dirección correcta.

Espero que el post os sirva, tanto la información como los consejos. Aunque haya cargado las tintas en los peligros, más vale ser consciente y pecar de prudente que lamentar. Pero si tienes tu seguro, tu licencia y algo de experiencia, no lo dudes. Una de las mejores opciones y más baratas para conocer el Valle es alquilar un scooter en Katmandú.

Te puede interesar...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptar o rechazar; visita la páina de Privacidad para saber más. Aceptar Leer más