Home La provincia de GranadaComarca de Guadix. Desierto de Los Coloraos: el pequeño Gran Cañón de Granada.

Desierto de Los Coloraos: el pequeño Gran Cañón de Granada.

by Granadino Errante

El Desierto de Los Coloraos se encuentran repartido entre los municipios granadinos de Gorafe y Villanueva de las Torres, lindando con el Embalse de Negratín. Se trata de una espectacular zona semidesértica formada por la erosión del agua, que ha creado un paisaje de ramblas, cañones y cárcavas.

Con vistas que recuerdan al Gran Cañón, su belleza desnuda e impresionante es uno de los grandes secretos de la Provincia de Granada. Rodeado además de otros puntos interesantísimos (no dejes de leer La zona de Gorafe para ver todo lo que puedes encontrar), merece pasar al menos un fin de semana descubriéndolos. En ese mismo post te ofrezco información sobre dónde comer y dormir.

Al final del artículo te daré los datos prácticos para llegar y visitar este sitio tan especial; pero antes de dejarte con la visita tengo que agradecer a @a.cefranky que me enseñara todo esto, y compartiera dos días de senderismo y fotografía. En su cuenta de Instagram encontraréis preciosas fotos de la comarca.

El Desierto de Los Coloraos de Gorafe.

desierto de los coloraos Gorafe
La belleza del desierto...

"Hay otros mundos, pero están en éste."

Todos conocemos la famosa cita de Paul Èluard, pero no siempre se encuentran rincones donde la expresión cobre todo su sentido. Y eso es precisamente lo que ofrece Los Coloraos de Gorafe: otro mundo.

Nada hace sospechar la majestuosidad y profundidad de las ramblas y cárcavas que esconde. Porque para acceder hasta ellas, no sólo hay que adentrarse por pistas de tierra que quedan lejos de las miradas de carreteras y autovías; hay que bajar también a su nivel.

Los Coloraos es un inframundo, un descenso que obliga continuamente a alzar la vista hacia los altísimos cortados, las chimeneas de hadas y las laderas sinuosas que recogen la tierra desprendida por la erosión.

Los tonos rojizos que le dan nombre, se mezclan con líneas blanquecinas y ocres en  unos depósitos forjados en millones de años, capa sobre capa. Desgastados por la acción del agua y la propia debilidad de las tierras, el resultado es una zona escondida de una belleza sobrecogedora.

  • Un espacio que obliga a andar.

Aunque para llegar hasta este paraje sea necesario un 4×4 o bicicleta de montaña, para conocerlo es indispensable el andar. Su gran extensión hace imposible recorrerlo a pie en un solo día; pero no hay forma mejor de hacerlo.

Desde las pistas de tierra que lo atraviesan, se encuentran decenas de cañadas y lenguas de tierra que se adentran entre las paredes y formaciones. No hay que dejarse abrumar por el aspecto laberíntico; lo mejor es escoger una e ir avanzando siguiendo las estrechísimas ramblas y avenidas que forman los cauces estacionales del agua. Andar a contracorriente superando caídas de nivel, ayudándose a veces con las manos para poder subir.

Hay que mancharse y pelearse con la tierra, encajonado en torrenteras, que ofrecen mil perspectivas y vistas conforme las ramblas se encañonan. Es la única forma de ver en toda su dimensión la grandiosidad de este paisaje. Y además conforme los cauces secos se vuelven más abruptos y se embarrancan, se encuentran nuevas sorpresas: cuevas, pasos bajo arcos y cascadas secas que a veces obligan a trepar un par de metros.

Pero el asombro ante los cambios de color de la tierra, la visión de las paredes cortadas, es un espectáculo que merece la pena contemplar por muy polvoriento que uno acabe.

desierto de los coloraos Geoparque
Desde lo alto no se aprecia las dimensiones de los cortados. Hay que bajar a lo más profundo de los barrancos.
  • El Desierto de Los Coloraos bajo el agua.

Paradójicamente, el origen de Los Colorados está en un enorme lago de agua dulce que ocupaba buena parte de la actual Provincia de Granada. Desde Guadix hasta las tierras de Huéscar y Puebla de Don Fadrique, en el norte.

Este espacio, futuro Geoparque de Granada, era el fondo de ese mar interior que existió durante 4 millones de años. Finalmente debido al movimiento de tierras, el agua acabó encontrando una salida natural hacia el Valle del Guadalquivir; y desde entonces, los cauces de ríos y torrentes han ido erosionando las laderas hasta formar una gran extensión de baldíos (bad lands del Altiplano).

Y sin duda, de toda esta gran zona semidesértica, Los Coloraos es de lo más espectacular.

  • Los colores del desierto.

Los Coloraos recibe su nombre por los tonos rojizos que predominan en la tierra. Pero 4 millones de años dan para mucho, y distintos estratos crean tonalidades diferentes según los sedimentos acumulados.

Las tierras arcillosas dan una paleta desde los ocres a los rojizos, que incluso en algunas partes se vuelven azulados con la luz del atardecer. Las margas destacan como vetas blanquecinas, y los cristales de yeso provocan destellos en algunas laderas; llegan incluso a estar presentes en grandes formaciones, incrustados en las paredes.

Merece la pena madrugar o esperar al atardecer, para ver cómo la luz tan especial de estos momentos del día crea un espectáculo cambiante de colores y sombras.

desierto de los coloraos Granada
Cambios increíbles de colores, luces y sombras.

Información práctica

  • Cómo llegar: por la A92 norte, dirección Granada-Murcia. Hay que coger la salida de Gorafe, a medio camino entra Baza y Guadix en la Provincia de Granada, que nos lleva hasta este pueblo.

No es fácil ir a Los Coloraos. Se accede por pistas de tierra que con lluvias recientes pueden dejar atascado hasta a todoterrenos, por lo que en este caso, os recomiendo el contratar una ruta con alguna de las compañías que hacen el recorrido. Pero eso sí, aseguraros de que la excursión es guiada y realiza paradas para explicar las características del lugar. Porque hay alguna que simplemente te da un  paseo en 4×4 por las pistas durante 1h. y sinceramente, así no se ve nada. Como ya os he dicho, Los Coloraos hay que patearlos.

Si os animáis a usar vuestro propio coche, si es que es de piso alto, hay varios caminos en la comarca: los que van desde el Parque Megalítico de Gorafe; o el que sale de la carretera Gorafe-Alicún de las Torres hacia el Mirador del Caballo, a la altura de la Discordancia angular de Gorafe.

El mejor acceso para vehículos particulares es desde Villanueva de las Torres, aunque hay que ver primero cómo se encuentra el cauce del Río Fardes, que hay que atravesar. Desde allí arranca una pista de tierra que se dirige a los Campos Mones y se llega a un alto desde el que se divisa ya por fin Los Coloraos. Lo mejor es aparcar allí y continuar andando desde ese punto.

  • Cuándo ir: sin duda otoño y primavera son la mejor época. El frío y el calor son intensos en esta zona en el resto de estaciones, por lo que toca madrugar y dejar la visita antes de mediodía si vais en verano, o ir bien preparado si lo visitáis en invierno.
  • Dificultad: para senderismo va de fácil a moderada, según lo que exploréis. Si remontáis cauces como os he recomendado, encontraréis zonas que no hay más remedio que subir a cuatro patas, por la pendiente. La tierra está muy suelta en las laderas así que requiere un poco más de esfuerzo el caminar.
desierto de los coloraos cuevas
Espectaculares paredes cortadas os esperan entre las ramblas.

Advertencias:

  1. Esta zona transcurre por cañadas y cárcavas, por lo que no se debe ir si hay previsión de tormentas o fuertes lluvias. Las avenidas de agua y deslizamientos de tierra son muy peligrosos en esas condiciones.
  2. No hay fuentes ni cauces, indispensable llevar agua.
  3. El móvil pierde cobertura continuamente entre los barrancos y es una zona muy extensa. Explorad pero sin correr riesgo de perderos.
  4. Resulta casi irresistible el crestear por las afiladas líneas que se forman entre los surcos erosionados. Hay que hacerlo con precaución por lo inestable de la tierra, y lo fácil que es resbalar con tanta pendiente.
  5. Llevad una cámara de fotos, u os arrepentiréis todo el tiempo, jeje.
desierto de los coloraos Guadix
Arcos, cauces secos y cuevas os esperan si os atrevéis a explorar; pero hacedlo siempre con precaución.
desierto de los coloraos bad lands
El atardecer en el desierto es mágico.

Y esto es lo que os puedo contar por ahora de este majestuoso desierto granadino. Si os gusta andar podéis consultar todas las entradas de senderismo en el blog. Y descubrir lugares como nuestro pequeño Gran Cañón escondido y poco frecuentado, que hace aún más atractivo el visitar el Desierto de Los Coloraos. ¿Os provoca?

Te puede interesar...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptar o rechazar; visita la páina de Privacidad para saber más. Aceptar Leer más