Home Otros DestinosAsiaNepal Parapente en Pokhara, Nepal.

Parapente en Pokhara, Nepal.

by Granadino Errante

Hacer parapente en Pokhara es una de las actividades clásicas a realizar, como pasear en barca por el Phewa. La proximidad del Sarangkot (1.600m) y la diferencia de altura con el lago, crea unas condiciones idóneas para su práctica. Es muy común ver a las primeras y últimas horas del día, una auténtica bandada de pájaros humanos. Viajeros que deciden tener las espectaculares vistas que desde el aire se tienen de Pokhara. Y si hay suerte, que yo no la tuve por ir al final del monzón, disfrutar de increíbles vistas de los Himalayas.

  • Contratar parapente en Pokhara.

Es facilísimo y más barato que en España. Puedes ir directamente a alguna agencia de parapente, agencia de aventuras o incluso desde el mismo hotel donde te hospedes (sobre alojamiento puedes leer Alojarse en Nepal). Las empresas suelen recoger en un punto concreto de Pokhara (si contratáis por hotel, os recogen en la puerta), y os suben hasta el campo de vuelo del Sarangkot. El pago del peaje de paso a la montaña va incluido en el precio. Los precios no varían prácticamente pues los hoteles y agencias obtienen su comisión directamente de los organizadores. En temporada baja puedes volar por 60€, mientras que en la alta sube sobre los 80-90€. La duración suele ser de 30-60 minutos dependiendo de las condiciones, y la cantidad de parapentes que haya. En mi caso por ejemplo, mi piloto no pudo subir mucho de altura porque había demasiados volando alrededor, y no era seguro. Al bajar a tierra, si os atrevéis, el piloto os propondrá realizar algunas “acrobacias”. Caídas de la corriente, círculos (no loops, claro) y algunos trucos para darle más emoción aún al vuelo.

  • ¿Es seguro el parapente en Pokhara?

El vuelo sin motor en cualquier modalidad, es un deporte de riesgo. Algo a tener en cuenta es que muchos seguros de viaje no incluyen este tipo de actividades en su póliza; así que si tenéis previsto realizar cosas así, os recomiendo que miréis bien la compañía y las clausulas. Y seguro pues hombre, como todo. No tiene que pasar nada, simplemente tomar la precaución de buscar una agencia reputada y con buenas críticas (podéis mirar en Tripadvisor por ejemplo). Los pilotos tienen experiencia diaria desde hace décadas, y lo mismo que Nepal tiene un historial tremendo de siniestralidad en carretera, no existen índices de accidentes en parapente como para pensárselo dos veces. Es una decisión personal, pero así de primeras no hay motivo para desconfiar.

  • 3 razones para hacer parapente en Pokhara

  1. ¿Y por qué no? Así dicho puede sonar a pregunta tonta. Pero en serio, cuántas cosas dejamos de hacer o experimentar por pensamientos negativos que nosotros mismos creamos. ¿Y si pasa algo? ¿Y si no me gusta? Bueno, pues si no lo haces nunca lo sabrás. Si lo haces por primera vez, como fue mi caso, es normal tener muchas dudas jeje. Y a cada “pero” hay que enfrentarlo con una actitud positiva. Si no te gusta o sientes miedo, pues no vuelves a repetir y ya está. Pero si no has probado, ¿por qué no hacerlo?
  2. Las impresionantes vistas: incluso aunque no esté despejado y se vean los Himalayas, las vistas de las montañas cercanas y el Lago Phewa con Pokhara a tus pies, quitan el aliento. Es una visión única que sólo se puede tener desde el aire.
  3. La sensación de volar: no tiene nada que ver con ir en avión, mirando desde la ventanilla. Lo ves todo, lo sientes todo. Estás literalmente colgado del aire, planeando. Es una sensación para la que no hay palabras, y que puede asustar tanto como enamorar.
parapente en Pokhara Lago Phewa
Sólo las vistas son un motivo para hacerlo.
  • Mi impresión personal

Pues a mí me enamoró y me asustó a partes iguales jajaja. Para qué os voy a engañar. Llevaba años queriendo probar y cuando por fin lo hice, me encontré con que a ratos lo alucinaba, y a ratos me asustaba. No sabría con cuál de las dos quedarme, así que tendré que repetir (Granada es también un sitio ideal para el parapente) y ver qué pasa. Respecto a la agencia que escogí, Blue Sky Paragliding, no tengo ninguna queja. Me recogieron en el hotel y todo fue sin problema; el piloto en todo momento me preguntaba cómo iba, e intentaba generar confianza. El vuelo fue algo corto para las buenas condiciones que había (30 minutos), pero como fue una experiencia muy intensa para mí, tampoco tengo queja. Un consejo personal: mirad mejor al horizonte, disfrutad de las vistas. Cuando se mira hacia abajo y se ve la altura… A mí eso fue lo que me daba canguelo jeje.

Pero si tengo que dar una opinión, es que probéis. La experiencia es única, y aunque se decidiera no volver a hacerla, os aseguro que merece la pena probar. La sensación de volar en parapente en Pokhara (o donde sea), no es algo que se olvide. ¿Habéis probado vosotros?

Te puede interesar...

Leave a Comment