Home GranadaAire libre en Granada Los Lavaderos de la Reina: el deshielo en Sierra Nevada.

Los Lavaderos de la Reina: el deshielo en Sierra Nevada.

by Granadino Errante

Los Lavaderos de la Reina es la ruta estrella del deshielo en Sierra Nevada. Un circo de origen glaciar que muestra un paisaje impensable para estas latitudes, más propio de zonas nórdicas. Cimas de alta montaña, lavaderos (chorreras), lagunas, prados, neveros…

Un terreno negro y rocoso conquistado por el agua derretida, poblado de líquenes, algas y borreguiles

de verdes intensos. Una visión inolvidable que conquistó incluso a una reina.

Un nombre de fábula.

 

Las Covatillas es el auténtico nombre de los Lavaderos, pero la reina Fabiola de Bélgica se enamoró del lugar visitándolo varias veces. Se dice que en una de las ocasiones, al comentarle que a las chorreras se las llamaba localmente lavaderos, exclamó:

“Si una reina viniese a lavar aquí, ganaría en nobleza”.

Desde entonces el Circo de las Covatillas comenzó a conocerse como Lavaderos de la Reina.

verano en Sierra Nevada Granada
Neveros en deshielo.
  • Información práctica.

Ubicación: los Lavaderos se encuentran dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, en el municipio de Güejar Sierra. Se puede acceder a ellos tanto desde la parte de Granada, como desde la zona del Marquesado, cerca de Guadix. Concretamente por el Bosque Encantado del Camarate, del que ya os hablé. La ruta que os presento es la circular desde la parte granadina, subiendo por Güejar Sierra y Peña Partida, y volviendo por la Acequia de Papeles.

 

Tiempo de acceso: aunque el punto de arranque de la ruta está apenas a 36 km. de Granada, se necesita 1h 20´aprox. ya que buena parte de la subida desde el pueblo de Güejar Sierra se hace por pista de tierra. Hace falta vehículos de piso alto, uno bajo irá rozando en el trayecto.

Como llegar: tomar la circunvalación en dirección a Sierra Nevada (Ronda Sur) y desviarse dirección Cenes de la Vega-Pinillos. Seguir la A-4026 hasta Pinos Genil y allí tomar la GR3200 dirección Embalse de Canales y Güejar Sierra.

Una vez en el pueblo, hay que seguir la misma dirección buscando la indicación al restaurante La Fabriquilla. En esa bifurcación nos iremos por el camino de la izquierda, no bajando hacia el restaurante sino subiendo.

Aquí comienza un estrecho carril de montaña que se convierte en pista de tierra hasta llegar al aparcamiento en la Loma de Papeles. Es un trecho de curvas cerradas y con poca anchura, no desanimaros.

  1. Dificultad: media-alta, dependiendo de la cantidad de nieve.
  2. Desnivel: 912 m.
  3. Cotas: desde los 2.023 hasta los 2.694m. de altitud máxima.
  4. Distancia: unos 20 km.
  5. Tiempo: como siempre depende del estado físico, la nieve que haya, tiempos de descanso, etc. Un tiempo medio podría hacerse en 7h y 39´.
  6. Enlace wikilocs

La media y alta montaña de Sierra Nevada no es ninguna broma, todos los años se cobra víctimas (ver Peligros de Sierra Nevada). La equipación e información previa es fundamental.

  • Intereses añadidos a la ruta.

Lavaderos de la Reina Ruta
Hay que ser muy duro para sobrevivir a casi 3000m y en roca.

Esta ruta es especialmente interesante para aquellos que os guste la geología y la botánica. A los segundos os hará falta una aplicación debido a la gran cantidad de endemismos que tiene la sierra.

Pero los demás también podemos disfrutar con las preciosas manchas de gencianas en los prados, asombrarnos de las pequeñas estrellas de las nieves (una de las especies exclusivas), o con los tonos increíbles de las hierbas de borreguiles y turberas: ocres, verdes intensos, rojizos y hasta morados.

Puede que no sepamos el nombre ni la especie de lo que vemos. Pero no hace falta ser erudito para admirar lo que es bello, ¿no?.

La ruta de los Lavaderos de la Reina (desde la Loma de Papeles).

  1. Inicio.

Arranca la caminata. Uno ve emocionado la inmensidad de los picos frente al monte por el que anda. Colosos que se levantan con una perspectiva totalmente nueva, desafiantes. Se saben gigantes. Como jugadores de rugby que sonríen ante el asombro de las miradas. Saben que son fuertes, saben que son grandes. No necesitan hacer nada más.

Mulhacén, Alcazaba, Veleta, Los Machos… Nombres familiares que demuestran ahora su dimensión y su faceta salvaje. Y uno simplemente contempla y calla. Ante la grandiosidad de su belleza no hay nada que decir.

Rocas vivas, borreguiles y jaras minúsculas. Paso tras paso, siempre cuesta arriba, siempre resoplando. La montaña no es amable ni ociosa y, como suele ocurrir al buscar altura, parece que el camino no dejará de ascender nunca.

Llega la cima del Pico Papeles a 2.424 m. de altitud. La vista se presenta ahora con nuevos tresmiles: Puntal de los Cuartos, Atalaya y el Pico del Cuervo. Pero no se deja de ascender tras una breve tregua del camino, en la parte del refugio de Peña Partida. El cielo es tan azul que casi duele al mirarlo. Todo es más nítido y extrañamente, más pesado. El aire parece tener cuerpo propio, y corta a veces tajantemente la sensación de calor con un frío repentino que llena los pulmones.

Lavaderos de la Reina deshielo
Los Machos, Mulhacén y Alcazaba. Sus siluetas se imponen haciendo minúsculo todo lo demás.

2. Los primeros neveros.

Hora y media de subida hasta llegar a los primeros neveros. Y entonces la vista se abre por la ladera de la montaña. Las risas y juegos, el no poder resistirse a pisar esa nieve en verano… Los excursionistas bromean y se fotografían como niños jugando. Han caminado un buen trecho y ahora por fin reciben un “caramelo”.

Y mirar asombrado el paisaje, sentir que uno está allí. Aquí y ahora, no existe nada más. Así es la montaña. La última subida nos lleva por la Loma de los Cuartos, con sus aspecto negro y desnudo, para descender por fin hacia los Lavaderos.

En esta parte hay un ventisquero peligroso en la zona del Cerro de Poco Trigo. Presenta una gran pendiente y un resbalón allí, en el caso que haya hielo o nieve muy compacta, puede suponer un accidente grave. Conviene informarse antes y llevar crampones por si acaso, o como mínimo unos bastones para apoyarse.

Lavaderos de la Reina senderismo
Los ventisqueros y neveros son peligrosos en primavera. Hay que ir equipado o guiado.

3.  El Circo de los Lavaderos de la Reina.

Cabecera del río Maitena, antiguo glaciar, uno de los parajes más espectaculares de Sierra Nevada con el deshielo. Todo es agua y roca negra, líquenes, musgos, borreguiles… Es Islandia en Granada. Perdón, no es Islandia. Es Sierra Nevada, está aquí y es nuestra.

Pero tiene ese algo de salvaje y tenebroso, esa mezcla de espectáculo y temor, como si uno entrara en territorio de gigantes. Desde los Tajos Negros hasta la cascada grande, el suelo a menudo encharcado, las manchas de nieve, la piedra oscura, crean un paisaje irreal y bellísimo. Y dominándolo todo, los puntales de los Cervatillos y los Cuartos, ya en los 3.000 m.

Nada puede explicar la belleza y grandiosidad del sitio; al menos mis fotografías de aficionado, no lo consiguen. Es el momento de parase a comer y admirar, sentir la fuerza que transmiten todos los arroyos que bajan por las laderas.

Veremos la Laguna de los Lavaderos, las cuevas de nieve y hielo. La corriente principal del Arroyo de Covatillas hacia la derecha. Y avanzaremos sin poder resistirlo en busca de la cascada grande, un primer aperitivo del descenso del caudal que se junta despeñándose entre chorreras y rocas y formando el Río Maitena.

Lavaderos de la Reina chorreras
Puro espectáculo el deshielo en Sierra Nevada.

4. Las Chorreras del Covatillas.

Una de las partes más fotogénicas y emocionantes de la ruta. Toda el agua recogida en el circo cae por la pendiente rocosa en una larga chorrera, una bajada con mucha roca suelta por lo que hay que andar con cuidado.

Pero el sonido y la fuerza del agua parecen contagiar al caminante. No se si os ocurre, pero las cascadas y saltos de agua tiene algo de energizante, al menos a mí suele darme esa sensación. Es fácil sentir euforia viendo la corriente saltar sin descanso entre rocas y neveros.

El paisaje baja bruscamente con el agua, y a uno le dan ganas de seguir su ritmo y moverse con la misma rapidez. Las espumas y burbujas que se forman en el agua cambian continuamente, brincando sin pararse ante nada, avanzando como una manada de caballos desbocados.

Un tramo complicado para las rodillas pero sin ninguna duda precioso.

Lavaderos de la Reina Covatillas
Líquenes, roca negra y agua... Las chorreras del Covatillas.

4. La Hoya de la Alberca.

En el punto donde acaban los saltos de agua, hay una toma del caudal que es la Acequia de Papeles. Debemos seguir su curso y ya en llano, llegamos a la Hoya de la Alberca. Es un entorno precioso en el deshielo, verdísimo y con varios arroyos que bajan por las laderas.

Es el lugar perfecto para echar la vista atrás y contemplar las chorreras y las montañas, que ahora se ha convertido en un paraje de pradera; la sensación de haber estado en un paisaje como el de los Lavaderos, se hace más irreal aquí donde todo es mucho más amable.

Lavaderos de la Reina Picón de Jeres
Vista de la Hoya de la Alberca.

5.  La vuelta por la Acequia de Papeles.

Desde ya os digo que es lo más monótono de la ruta. Unas vistas sin la belleza que hemos dejado atrás y un camino aburrido de varias horas.

La ventaja es que al haber hecho todos los desniveles en la ida, la cota se mantiene bastante estable y el camino es muy sencillo de andar. Es el momento de buscar conversación o caminar abstraídos en nuestras cosas. Con la cabeza ocupada se hará menos pesado hasta que lleguemos de nuevo a la zona de aparcamiento.

Si vais en pleno verano y el cielo está completamente despejado, el sol es un enemigo a tener muy en cuenta en este tramo. Intentad evitar el retorno en las horas más calurosas.

 

Si queréis llevaros un recuerdo inolvidable de una Granada diferente, no dejéis de acercaros a su naturaleza. Podéis buscar las entradas de Granadino Errante con las etiquetas senderismo y deportes de aventura.

Y en este sentido, una de las rutas estrellas que hacer es sin duda la visita a los Lavaderos de la Reina. ¿Os animáis?

Te puede interesar...

2 comments

Cristina 28 junio, 2018 - 3:09 pm

Hola, organizas las excursiones? O es un blog de recomendaciones?
Y Interesada en hacer los lavaderos de la reina. Con guía. Me podrías informar cómo?

Reply
Granadino Errante 3 julio, 2018 - 7:35 pm

Hola Cristina:

aunque ya te respondí por privado, creo que es interesante para los demás lectores saberlo. Por ahora Granadino Errante sólo ha compartido experiencias y vivencias propias, principalmente de Granada, para que conozcáis una tierra que es muy visitada pero muy mal conocida. Pero sí que me planteo el hacer del blog una plataforma a través de la cual podáis contratar, con agencias contrastadas y probadas personalmente por mí, actividades y experiencias que os enseño en el blog.
Espero pronto empezar a trabajar en ello, y sería genial conocer vuestra opinión al respecto. Muchas gracias por contactar.

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptar o rechazar; visita la páina de Privacidad para saber más. Aceptar Leer más