Home Granada El Camarín de la Virgen del Rosario de Granada: un historión granadino.

El Camarín de la Virgen del Rosario de Granada: un historión granadino.

by Granadino Errante

El Camarín de la Virgen del Rosario no es sólo uno de los monumentos más importantes de Granada (podéis consultar la lista de los 8 más importantes). Es un historión granadino. Historión de esos dignos de películas y novelas, donde la realidad parece un guión poco creíble. Y sin embargo, como sucede tan a menudo con las historias de esta ciudad, la realidad acaba superando siempre a la ficción.

Un pequeño espacio de unos 250 m. cuadrados convertido en “palacio”, con las últimas tendencias de Roma y París del S. XVIII. Pero un palacio que nunca fue palacio. Adosado a una iglesia aunque nunca fue templo, para una figura coronada como reina. Tratada de capitana aunque nunca fue militar, y que ganó una de las batallas más decisivas del S. XVI. Aunque nunca empuñó un arma. Reina para la que se hizo un traje en plata cincelada, que lleva puesto desde 1628. Porque la Capitana de Lepanto es una talla de madera. La imagen de la Virgen del Rosario Coronada.

Bienvenido a la increíble historia del Camarín de la Virgen del Rosario.

  • Datos prácticos

Dirección: Cobertizo de Santo Domingo s/n. 18009, Granada.

Ubicación: en el Barrio del Realejo, junto a la Iglesia de Santo Domingo. Está en pleno casco histórico, no es necesario usar transporte.

Visitas: solamente los Domingos, de 17:00 a 19:30. Las visitas son guiadas, y en caso de contar con un grupo elevado puede solicitarse visita especial en el teléfono 958 22 41 79.

Precio: 2€ destinados al mantenimiento del camarín.

  • Importancia del Camarín de la Virgen del Rosario.

De esta tipología de construcción, Andalucía Oriental tiene casi todos los mejores exponentes de España. Y concretamente éste, está considerado la obra cumbre de los camarines. Por eso ocupa un lugar entre los 8 monumentos más importantes de Granada, al ser de relevancia nacional.

Os recuerdo que existe otro importantísimo en Granada, el de la Basílica de S. Juan de Dios.

Ubicación del Camarín.

  • ¿Qué es un camarín?

La condición de espacio pequeño, ha hecho que los camarines hayan sido poco considerados por la historia del arte. Pero lo cierto es que todos los ejemplos en España, América o Centroeuropa, tienen en común el ser obra de una decoración muy cuidada y elaborada.

El camarín realmente es una sala privada de una imagen, para recibir culto por los fieles. Puede ser tanto de una advocación de Cristo, como de María, ángeles o santos.

Suele tener otras salas para favorecer el paso de los fieles, los antecamarines;  y otra para guardar ofrendas, vestimentas de la imagen, etc. Llamada postcamarín.

El Camarín de la Virgen del Rosario de Granada

  • Un palacio que nunca fue palacio…

Camarín de la Virgen del Rosario monumento
La cúpula de espejos del camarín es sencillamente asombrosa

El camarín se construyó entre 1727 y 1797 adosado a la iglesia de Santo Domingo de Granada, templo que custodiaba la imagen original. 70 años de problemas y parones por la falta de medios, a pesar de que la ciudad se volcó en su construcción. Fue una acción popular, pagada con los donativos de los fieles y varios miembros de la nobleza local, ya que la imagen de la Virgen del Rosario era una de las de mayor devoción de la ciudad. De hecho es copatrona de la misma.

Para realizar el camarín tuvo que cubrirse parte de una calle, que pasó a ser “cobertizo”, y hasta la Casa de la Seda cedió parte de su espacio para su construcción. También tuvo que abrirse una parte del muro de la iglesia, para comunicar el camarín con el templo. De esta manera la imagen estaba siempre expuesta a los fieles.

Pero aunque esté pegado a una iglesia, no se concibió como templo ni como capilla. El camarín se planteó como un palacio en miniatura para ella, con una complicadísima simbología; esto lo convierte en un palacio que nunca fue palacio. Y su gran valor es desde luego el diseño interior, el camarín es una obra maestra de decoración.

Todo el espacio se articuló alrededor de la sala principal, para favorecer el tránsito de los visitantes como es usual en estos espacios. De la misma manera que en Versalles la corte accedía a los aposentos reales, para contemplar las ceremonias de acostarse y levantarse, en este “palacio” los devotos acuden a la cámara de la reina a través de las salas anexas. Se añadieron dos antecamarines y un poscamarín, un total de 4 salas.

Y salta a la vista porqué costó tanto reunir el dinero: jaspes, alabastro, mármoles, espejos (que eran un artículo bastante caro en la época), pan de oro, plata… Todo para honrar a la imagen.

Camarín de la Virgen del Rosario Granada
Cobertizo de Santo Domingo

No voy a entrar en detalles, pero os llamará la atención la gran cantidad de elementos que asemejan a una estrella: decoraciones, bóvedas de los techos, el brillo de los espejos… Esto es por dos motivos, el primero por el “milagro de la estrella” (se dice que una estrella se reflejó durante más de un mes en el rostro de la imagen); y el otro es porque dos atributos de la Virgen son el de “Stella Matutina” (Estrella de la Mañana), y “Stella Maris” (Estrella de los Mares).

1. Sala del camarín:

Camarín del Rosario barroco granadino
Una de las paredes del camarín
Camarín de la Virgen del Rosario Lepanto
Suelo de mármol con los escudos de la Corona de España, República de Venecia y Estados Pontificios, integrantes de la Liga Santa en Lepanto.

abierta por un gran ventanal hacia la iglesia, es la cámara privada de la imagen. Si las habitaciones reales estaban comunicadas en Versalles por la Galería de los Espejos, aquí el arte de la Escuela Granadina crea una sala completamente forrada de ellos. Haciendo rocallas, flores, semiesferas, decoraciones… Una fantasía que deja con la boca abierta y que realmente, tiene muy pocos espacios similares en el mundo. No se sabe a ciencia cierta ni en qué se inspiraron ni quién lo trazó. Pero el resultado es tremendamente espectacular.

2. Sala de Lepanto:

Camarín de la Virgen del Rosario Sala de Lepanto
Sala de Lepanto, con la pintura de la batalla.
Camarín de la Virgen del Rosario turismo
El pontífice recibiendo la noticia de la victoria

una de las salas de acceso y espera, en ella se cuenta el episodio de la Batalla de Lepanto. Los detalles de la historia os los cuento más adelante, pero es importante que os fijéis en el juego que la sala propone. En un extremo aparece representado el Papa de la época de la batalla, Pío V. Está de rodillas rezando ante una imagen del Rosario, justo en el momento en que un ángel aparece para darle una noticia. El pontífice gira la cabeza mirando al otro lado de la sala…

¿Y qué noticia es esa que hace mirar al Papa? Justo en la pared opuesta, donde mira, está la respuesta. La victoria en la Batalla de Lepanto, en 1571.

3. Sala de la Inmaculada:

Camarín de la Virgen del Rosario Sala de la Inmaculada
Vista de la sala

En esta sala todo alude a la “Inmaculada”, el carácter sin pecado de la Virgen. Recordad que para los católicos esto no fue dogma de fe hasta el S. XIX. Sin embargo la España de los siglos XVI-XVIII y, concretamente Granada, se tomaron esta cuestión muy en serio.

4. Sala de los Jaspes:

Camarín de la Virgen del Rosario Sala de los Jaspes
Vista lateral de la sala
Camarín de la Virgen del Rosario escuela granadina
Cúpula de la sala

El jaspe es una piedra semipreciosa asociada a la Virgen por una cita bíblica. Y el motivo de que este espacio esté realizado con placas y columnas de esta gema.

En esta hermosa salita es muy clara la influencia del barroco romano, y hace de enlace entre las dos anteriores, el camarín y la sala de juntas de la archicofradía. Y en esta sala se encuentra además el elemento que no puede faltar en cualquier palacio que se precie: los jardines.

Si levantáis la vista, veréis pintados paisajes hacia espacios ajardinados en la bóveda… Un engaño inteligente para que no le falte detalle, jeje.

  • Una capitana que nunca empuñó un arma…

Camarín de la Virgen del Rosario imagen
La historia de esta imagen impresiona

En 1571 tuvo lugar la Batalla de Lepanto, entre las fuerzas de la Santa Liga y las de la flota otomana. Un granadino, D. Álvaro de Bazán y Guzmán, Capitán General de las Galeras de Nápoles, fue realmente el artífice de la victoria. En la galera que comandaba, llevaba una imagen de la Virgen del Rosario, propiedad de su familia.

La victoria se consideró un milagro, pues las fuerzas turcas duplicaban a las cristianas. Y puesto que Alvaro de Bazán había tenido un papel fundamental, el milagro recayó sobre la imagen al considerarse intervención directa de la Virgen.

La imagen volvió a Granada y fue expuesta en la Iglesia de Santo Domingo, donde su condición de “Capitana” de Lepanto levantó un enorme fervor popular. A esto se añadió una serie de hechos considerados milagrosos, con el de la estrella que he mencionado unido al cese de una terrible epidemia.

Camarín de la Virgen del Rosario Santo Domingo

Una muestra del gran fervor que levantó la imagen, es el vestido en plata cincelada y joyas que se le hizo. El vestido que se conserva es el original de 1628, aunque las joyas fueron expoliadas por el ejército napoleónico.

Sin embargo la imagen actual es del S. XVIII pero no la original, que fue devuelta a los descendientes de Alvaro de Bazán.  Lo cual no impidió que la devoción continuase, y la imagen fue Coronada Canónicamente en 1961, imponiéndosele además el fajín de Capitana General de la Armada Española.

Camarín de la Virgen del Rosario vestido de plata
Detalle del vestido

Ya veis que es todo un historión, no os había engañado. Y Granada está llena de ellos en lugares tan espectaculares como el Camarín de la Virgen del Rosario.

Te puede interesar...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptar o rechazar; visita la páina de Privacidad para saber más. Aceptar Leer más